repositorios repository

Repositorios digitales o repositorios de contenidos

Los repositorios son archivos digitales, donde se almacenan recursos multimedia, de manera que estos pueden ser de libre acceso a través de Internet. Los contenidos de estos repositorios pueden ser de muy diferente naturaleza.

Según Barrueco (2010) y recolecta, “Los repositorios científicos e institucionales pueden definirse como un conjunto de servicios prestados por las universidades o centros de investigación a su comunidad, para recopilar, gestionar, difundir y preservar su producción científica digital a través de una colección organizada, de acceso abierto e interoperable”. Los repositorios pueden tomar muchas formas, toda clase de sitios web y bases de datos podrían ser consideradas como un repositorio.

¿Para qué sirven?

Suponen una fuente de información fundamental para los investigadores, para las universidades, museos, las instituciones públicas y privadas y para la sociedad en general.

Más aún, para profesionales de la información como bibliotecólogos, archivistas y documentalistas, que hacen un uso intensivo de este tipo de herramientas y metodologías. Los profesionales de la información deben establecer estrategias que permitan implementar este tipo de herramientas para dar respuestas a las demandas institucionales y organizacionales.

Requisitos de los repositorios digitales:

Los repositorios digitales institucionales deberán ser compatibles con las normas de interoperabilidad adoptadas internacionalmente, y garantizarán el libre acceso a sus documentos y datos a través de Internet u otras tecnologías de información que resulten adecuadas a los efectos, facilitando las condiciones necesarias para la protección de los derechos de la institución y del autor sobre la producción científico-tecnológica.

Contenidos:

Los contenidos digitales más tipicamente compartidos en los repositorios son: Tesis, artículos de investigación, novedades científicas, publicaciones en muy diferentes ámbitos, revistas electrónicas, material docente y ponencias, del mundo científico y académico más que empresarial y privado.

Las instituciones públicas están dando un fuerte impulso a los repositorios que utilizan herramientas de software libre, ya que se prevee que los repositorios de contenidos digitales van a ser los grandes archivos y bibliotecas en el futuro y en parte lo son ya. La digitalización de catálogos, archivos y contenidos de muy diversa índole, es una de las actividades imprescindibles para toda institución en la actualidad. En la medidad en que disponga de elementos de elevado interés cultural y técnico, deberá explotarlo para su conversión en conocimiento de diferente índole y para facilitar su uso y consulta.

Tipos de repositorios:

Se pueden diferenciar según muy diferentes criterios. Por ejemplo: quién los construye, si son instituciones públicas, privadas, universidades… Además se pueden diferenciar según los tipos de información, y según la tipología de sus datos.

¿Cómo funcionan?

Los repositorios funcionan gracias a los metadatos, etiquetas que definen sus características y que facilitan la indexación y uso compartido con otras instituciones, universidades… y con la sociedad en general a través de los buscadores. Los buscadores no son sino buscadores de metadatos que incorporan contenidos a través de las etiquetas asignadas y los contenidos de los documentos existentes en la red. Esta indexación de contenidos permiten las consultas que hacemos en los buscadores y que en realidad son vistas amigables de una consulta a una base de datos.

Si se cumplen los protocolos de metadatos, se facilita mucho la compartición de contenidos y la indexación a través de directorios y buscadores. La agregación de contenidos a diferentes repositorios, la indexación de información y la participación en buscadores internacionales es el motor de generación de contenido y el fundamento de Internet.

La WWW es la autopista de comunicación en la postmodernidad. Esta herramienta de libre acceso es un elemento fundamental para la sociedad de hoy y fuente de futuro para la actividad laboral y económica de millones de personas en todo el mundo. La digitalización y el libre acceso es sinonimo de libertad de conocimiento y de interacción, de aprendizaje y de creación y conservación cultural.

Un ejemplo de indexador de contenidos o directorio, es Google Data Search , un motor de búsqueda muy eficaz y útil, para acceder a repositorios de datos, basado en estándares abiertos. Tiene acceso a cualquier publicación en la WWW cuando los datos son etiquetados según el protocolo estándar, los buscadores advierten de su existencia y acceden a sus contenidos. Además está Google Schoolar: En este buscador solo aparecen artículos publicados en revistas indexadas, tesis, libros , patentes y documentos relativos a congresos con validez científica y académica.

Un repositorio de contenido es pues, el lugar donde se encuentra almacenada y centralizada la información de diversa índole. Son ficheros informáticos y bases de datos con contenidos digitales. Un repositorio de contenidos es muy parecido a un servidor de archivos, pero puede recordar las modificaciones que se hayan realizado sobre los ficheros o el directorio. Cambios de tipo: incoporación de nuevos ficheros de datos, borrado de ficheros y datos, gestión de ficheros y directorios. Normalmente cuentan con Sistema de Control de versiones. Los ficheros se deben poder almacenar en cualquier formato, ya sean textos, imágenes, videos, ficheros binarios, etc… Deben registrar las modificaciones que han sufrido los ficheros, borrados, eliminados, movidos o renombrados, así como los usuarios que han llevado a cabo esas acciones. Estas herramientas permiten igualmente restaurar versiones anteriores guardadas a modo de backup.

En los Repositorios de Contenidos se establecen los diferentes permisos a los usuarios según unas características generales según el tipo o perfil, o mediante un ID, pero pueden ser entendidas de un modo muy semejante a las tipificaciones de usuarios de un Sistema de Gestión de Bases de Datos.

Los repositorios son archivos donde se almacenan recursos digitales de manera que estos pueden ser accesibles a través de Internet.

Existen diferentes tipos de repositorios:
Repositorios institucionales: son los creados por las propias organizaciones para depositar, usar y preservar la producción científica y académica que generan. Supone un compromiso de la institución con el acceso abierto al considerar el conocimiento generado por la institución como un bien que debe estar disponible para toda la sociedad.

Repositorios temáticos: son los creados por un grupo de investigadores, una institución, etc. que reúnen documentos relacionados con un área temática específica.

Repositorios de datos: repositorios que almacenan, conservan y comparten los datos de las investigaciones.

Repositorios software: Con posibilidad de descarga de código, actualizaciones, etc…

Repositorios multimedia: Son aquellos cuyo catálogo de contenidos son de caracter multimedia: videos, imagenes, audios, y publicaciones que son organizados e indexados para facilitar su búsqueda. Un ejemplo son los bancos de imagenes o de videos que se ponen a disposición de los usuarios para su uso en contenidos digitales de muy diversa índole.

Más información sobre repositorios digitales en el .pdf de clase:

PDF Repositorios de contenidos

Autor: ignacio

Profesor de Sistemas de Gestión de Información

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *